It is the cache of http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-02892003000200008. It is a snapshot of the page. The current page could have changed in the meantime.
Tip: To quickly find your search term on this page, press Ctrl+F or ⌘-F (Mac) and use the find bar.

Revista Cubana de Hematología, Inmunología y Hemoterapia - Cardiotoxicidad en pacientes con leucemia aguda promielocítica tratados con altas dosis de antraciclinas

SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.19 número2-3Importancia del estudio del quimerismo en el trasplante alogénico de médula óseaEstudio de la compatibilidad por métodos serológicos (HLA) y celulares (CML) en 22 años de trabajo en el Instituto de Hematología e Inmunología índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

  • No hay articulos citadosCitado por SciELO

Links relacionados

Bookmark

  • |

Revista Cubana de Hematología, Inmunología y Hemoterapia

versión On-line ISSN 1561-2996

Rev Cubana Hematol Inmunol Hemoter v.19 n.2-3 Ciudad de la Habana Mayo-dic. 2003

 

Artículos originales

Instituto de Hematología e Inmunología

Cardiotoxicidad en pacientes con leucemia aguda promielocítica tratados con altas dosis de antraciclinas

Dr. Rafael Losada Buchillón, 1 Dra. Elvira Dorticós Balea, 1 Dra. Delia Esther Porto González, 1 Dr. José Abreu Consu, 2 Dr. Juan Valiente Mustelier, 2 Dr. Edgardo Espinosa Martínez, 1 Dr. Carlos Hernández Padrón, 1 Dr. Jose René Mesa Cuervo, 1 Dra. Alelí Plasencia Ternblón, 1 Dr. Luis Ramón Rodríguez, 1 Dra. Olga Agramonte Viamonte 1 y Dr. Porfirio Hernández Ramírez 1

Resumen

Se estudiaron mediante ecocardiografía 18 pacientes con antecedentes de leucemia aguda promielocítica y tratamiento con antraciclinas. Como indicadores de la función sistólica se utilizaron la fracción de eyección y la de acortamiento, y para la función diastólica, la relación eyección/acortamiento y los tiempos de desaceleración y de relajación isovolumétrico. Según el tiempo transcurrido desde la última dosis de antraciclinas recibida hasta el momento del estudio se dividieron los pacientes en 2 grupos: el grupo 1 con 12 meses o menos y el grupo 2 con más de 12 meses, para determinar cardiotoxicidad crónica y tardía, respectivamente. La edad promedio en ambos grupos fue de 31 años. Las dosis acumulativas de antraciclinas (DAA) expresadas en milígramos por metro cuadrado de superficie corporal (mg/m2) fueron de 593.42 en el grupo 1 y de 497.27 en el grupo 2. En el grupo 1, 2 pacientes (28,5 %) presentaron alteraciones de la función ventricular como reflejo de cardiotoxicidad crónica; en el grupo 2, 5 pacientes (45,4 %) mostraron alteraciones de esa función como reflejo de cardiotoxicidad tardía. De estos 7 pacientes, 6 habían recibido DAA mayores de 400 mg/m2. De Los 11 pacientes que no la presentaron, 10 habían recibido también DAA mayores de 400 mg/m2.

DeCS: LEUCEMIA MIELOCITICA AGUDA/ quimioterapia; ANTRACICLINAS/ uso terapéutico; ANTRACICLINAS/ toxicidad; MIOCARDIOPATIAS.

Desde el punto de vista terapéutico, la leucemia aguda promielocítica (LAP) tiene 2 particularidades relevantes: la respuesta al ácido retinoico1 y una alta sensibilidad a la quimioterapia, especialmente con antraciclinas.2 Con la utilización de estas drogas, se ha logrado que un mayor número de pacientes logren la remisión completa (RC) y una mayor sobrevida libre de eventos (SVLE) a largo plazo, lo que ha revolucionado el pronóstico de esta enfermedad.3 No obstante, con estos esquemas de tratamiento se presentan complicaciones que afectan la calidad de vida, e incluso, ponen en peligro la vida de estos pacientes. Una de las más importantes es la cardiotoxicidad por antraciclinas.4 Aunque se han señalado varios factores de riesgo para el desarrollo de esta complicación, la dosis acumulativa de la droga parece ser el más importante. 5,6 Los mecanismos responsables del daño cardíaco no son bien conocidos en la actualidad, pero se reconoce que la identificación de disfunción ventricular refleja daño miocárdico.7-11 Según el momento de aparición, se han descrito 3 tipos de cardiotoxicidad por antraciclinas:12 la aguda o subaguda, que se manifiesta durante el uso del medicamento o inmediatamente después;13 la crónica, que se presenta antes del año de haber utilizado la droga; y la tardía, que aparece después del año en cualquier momento de la vida.14,15

Para el diagnóstico de esta alteración cardiovascular en pacientes con antecedentes de haber recibido antraciclinas, se cuenta con un método no invasivo, sensible y efectivo, que es la ecocardiografía. Mediante este proceder puede determinarse la función ventricular, pues al visualizarse anatómicamente el corazón, se facilita el estudio de los parámetros de estructura, función y pueden detectarse alteraciones en pacientes sin manifestaciones clínicas evidentes.15-19

El objetivo de este trabajo fue determinar la frecuencia y severidad de la afectación cardiovascular en un grupo de pacientes con LAP que recibieron como parte del tratamiento altas dosis acumulativas de antraciclinas.

Métodos

Se estudiaron 18 pacientes con LAP diagnosticados y tratados según los criterios establecidos en el Instituto de Hematología e Inmunología (IHI). 20 Todos se encontraban en RC de su enfermedad en el momento del estudio y sin manifestaciones clínicas cardiovasculares.

A todos los pacientes se les determinó la edad, se les realizó el cálculo de la dosis acumulativa de antraciclinas (DAA) recibida (dosis total en mg/m2) 6 y el tiempo transcurrido desde la administración de la última dosis hasta el momento del estudio. Teniendo en cuenta este tiempo, los enfermos se dividieron en 2 grupos: el grupo 1 con 12 meses o menos de haber recibido el tratamiento, con el objetivo de detectar cardiotoxicidad crónica, y el grupo 2 con más de 12 meses, para analizar la posibilidad de cardiotoxicidad tardía.14,15

A los 18 pacientes se les realizaron ecocardiogramas, con un ecocardiógrafo con registro de Modo M bidimensional y doppler pulsado (SIEMENS, modelo SONNELINE CD, Alemania). Para determinar la función ventricular se estudió la función sistólica mediante el estudio de la fracción de eyección del ventrículo izquierdo (FEVI) y de la fracción de acortamiento (FAC), así como la función diastólica mediante el estudio de la relación eyección-acortamiento (E/A), tiempo de relajación isovolumétrico (TRIV) y tiempo de desaceleración (TD).15,18,19 Los valores de los exámenes realizados se compararon con los valores de referencia establecidos según las Normas y Procedimientos del Instituto de Cardiología y se consideró la existencia de cardiotoxicidad cuando alguno de los parámetros estudiados se encontraba alterado. Los resultados se analizaron de forma descriptiva.

Resultados

En el grupo 1 se incluyeron a 7 pacientes con una edad promedio de 31 años (rango de 19 a 44 años), y en el grupo 2 a 11 enfermos con un promedio de edad de 31 años (rango de 17 a 51 años). La DAA promedio recibida por los pacientes del grupo 1 fue de 593,42 mg/m2 (rango 480-1079 mg/m2), mientras que en el grupo I2 la DAA promedio recibida fue de 497,27 mg/m2 (rango 330-935 mg/m2) (tablas 1 y 2).

Tabla 1. Edad, dosis acumulativas de antraciclinas y resultados del ecocardiograma en los pacientes del grupo 1

Función sistólica
Función diastólica
Paciente
Edad(años)
DAA(mg/m 2)
FAC %
FEVI %
E/A
TRIV m/seg
TD m/seg
1
24 1 079 23 ¯ 46 ¯ 1,12 90 130
2
35 480 34 62 1,4 100 100
3
35 490 30 65 1,45 170 90
4
44 540 46 70 1,6 120 140
5
22 515 33 68 1 60 130
6
39 510 29 59 1,6 80 170
7
19 540 36 62 2,12 ­ 110 ­ 200
Promedio
31,14 593,42 33 61,71 1,47 104,28 137,14
Rango
19-44 480-1 079 23-46 46-70 1-2,12 60-170 90-200
Valores de referencia
    > 25 > 55 1-1,3 £ 100 £ 200

DAA:dosis acumulativas de antraciclinas; FAC: fracción de acortamiento; FEVI: fracción de eyección del ventrículo izquierdo; E/A: relación eyección/acortamiento; TRIV: tiempo de relajación isovolumétrico; TD: tiempo de desaceleración; ­: aumento; ¯: disminución.

Tabla 2. Edad, dosis acumulativas de antraciclinas y resultados del ecocardiograma en los pacientes del grupo 2

Función sistólica
Función diastólica
Paciente
Edad(años)
DAA(mg/m 2)
FAC %
FEVI %
E/A
TRIV m/seg
TD m/seg
8 18 570 16 ¯ 41 ¯ 1,19 100 170
9 24 540 29 66 2 100 160
10 45 505 34 64 1,18 100 210
11 21 465 30 58 1,5 90 160
12 24 450 32 60 1,5 90 190
13 41 275 36 68 1,4 120 150
14 17 480 24 ¯ 50 ¯ 1,4 90 170
15 31 435 32 59 0,8 ¯ 110 ­ 100 ¯
16 51 485 25 ¯ 50 ¯ 0,6 ¯ 110 ­ 140 ¯
17 31 935 40 73 2 100 160
18 36 330 22 ¯ 47 ¯ 1,2 90 130
Promedio 30,81 497,27 29,09 57,81 2,68 97,27 285,45
Rango 17-51 330-935 16-40 41-73 0,6-2 90-110 100-210
Valores de referencia     > 25 > 55 1-1,3 £ 100 £ 200

DAA: dosis acumulativas de antraciclinas; FAC: fracción de acortamiento;
FEVI: fracción de eyección del ventrículo izquierdo; E/A: relación eyección/acortamiento; TRIV: tiempo de relajación isovolumétrico; TD: tiempo de desaceleración; ­: aumento; ¯: disminución.

En el grupo 1, 2 pacientes (28,5 %) presentaron alteraciones ecocardiográficas (cardiotoxicidad crónica), 1 (caso 1) con una DAA de 1 079 mg/m2 presentó disfunción sistólica, y el otro (caso 7) con DAA de 540 mg/m2 presentó disfunción diastólica (tabla 1).

En el grupo 2, se encontró disfunción ventricular (cardiotoxicidad tardía) en 5 pacientes (45,4 %), 1 (caso 15) con disfunción diastólica, 3 (casos 8, 14 y 18) con disfunción sistólica y 1 (caso 16) con disfunción sisto-diastólica. De estos casos con disfunción, 4 habían recibido DAA mayores de 400 mg/m2. En 1 paciente (caso 18) que sólo había recibido 330 mg/m2 como DAA, se habían asociado al tratamiento dosis altas de ciclofosfamida (tabla 2).

De los 18 pacientes estudiados, en 7 (39 %) se demostró disfunción ventricular, 2 (11 %) presentaron cardiotoxicidad crónica y 5 (28 %) tardía (fig.). Esta alteración se presentó en 6 pacientes que habían recibido DAA mayores de 400 mg/m2 mientras que en el caso con una DAA menor se asoció con las antraciclinas otra droga cardiotóxica. De los 11 pacientes que no la presentaron, 10 habían recibido también DAA mayores de 400 mg/m2.

Fig. Cardiotoxicidad en 18 pacientes con LAP tratados con antraciclinas.

Discusión

Un hecho que limita la efectividad dosis - respuesta de las antraciclinas es el daño cardíaco, pues las dosis altas acumulativas son el factor de riesgo más importante para esta complicación.5,6 La LAP es muy sensible a estas drogas,2 lo que hace que las mismas estén presentes en los protocolos más modernos.21-24 Con los esquemas terapéuticos utilizados en nuestro instituto durante la última década, han mejorado los resultados al considerar la RC y la SVLE,24 sin que se hayan evidenciado manifestaciones clínicas de cardiotoxicidad, pero no conocemos cuáles podrían ser las alteraciones cardiovasculares subclínicas a largo plazo en estos pacientes.

Los estudios de cardiotoxicidad por antraciclinas en adultos han incluido generalmente a pacientes con otras enfermedades,14,16 mientras que estos estudios en pacientes con leucemias agudas tratados con antraciclinas, en su mayoría se han realizado en niños con leucemias linfoides agudas (LLA) que recibieron dosis moderadas de la droga.15,25

Aunque en 1976 se publicó un trabajo que sugirió la utilidad del estudio de la función ventricular por ecocardiografía para determinar cardiotoxicidad por antraciclinas,16 los primeros trabajos solo incluían pacientes con manifestaciones clínicas de insuficiencia cardíaca.14 Con el desarrollo de la ecocardiografía mediante doopler pulsado, radionúclidos y el estudio tanto de la función sistólica como diastólica, se pueden detectar alteraciones en pacientes sin evidencias clínicas de cardiotoxicidad.15,18,19

Lipshultz y colaboradores estudiaron 115 pacientes tratados por LLA con doxorubicina (DAA, promedio de 360 mg/m2); todos se encontraban en remisión continua (tiempo promedio de suspendido el tratamiento 6,4 años). A estos se les realizó ecocardiografía, la cual mostró alteraciones de la función ventricular en el 57 % de los casos, y se observó como factor de riesgo más importante, las dosis acumulativas de antraciclinas.15 Recientemente, Iarussi y colaboradores estudiaron 101 niños con antecedentes de tratamiento con antraciclinas, los que se compararon con 91 niños sanos, y encontraron diferencias significativas tanto en los índices sistólicos (mayor estrés de la pared al final de la sístole y menor fracción de acortamiento) como en los diastólicos (menor relación E/A y mayores TD y TRIV) entre ambos grupos.25

Hasta donde tenemos conocimiento, no se han publicado estudios de cardiotoxicidad por antraciclinas en pacientes con LAP sin manifestaciones clínicas. Recientemente fueron comunicados 2 casos con antecedentes de LAP tratados con antraciclinas que requirieron trasplante de corazón,26 y 1 caso que recibió un trasplante de médula ósea con un régimen de acondicionamiento menos cardiotóxico por presentar cardiotoxicidad por antraciclinas en la recaída.27

El uso de estrategias que minimicen esta complicación y conserven el mismo efecto antileucémico de las antraciclinas, constituye un reto para los quimioterapeutas. En la actualidad se estudian 2 campos fundamentales: la modificación del uso de las antraciclinas (dosis, formas y vías de administración, nuevas drogas, etc.), así como su asociación con cardioprotectores como el dexrazoxane, un agente quelante que ha mostrado buenos resultados.28,29

En nuestro estudio, de los 7 pacientes que presentaron cardiotoxicidad, 6 recibieron DAA mayores de 400 mg/m2; es importante señalar que 10 pacientes en que esta no se detectó, habían recibido DAA mayores a esa cifra, lo que pudiera deberse a la existencia de variaciones individuales para el desarrollo de esta complicación, o que pueda aparecer más tardíamente en algunos casos. Por este motivo, es importante el estudio seriado de un mayor número de pacientes desde el inicio del tratamiento con métodos como el ecocardiograma,18,19,28,29 para por una parte, poder realizar una mejor evaluación y alcanzar mayor conocimiento sobre la relación dosis-toxicidad, y por otra, para poder detectar en cualquier momento del tratamiento, o con postrrioridad a este, evidencias precoces que indiquen cardiotoxicidad y que permitan actuar rápidamente, tomando las medidas terapéuticas oportunas que eviten un daño cardíaco irreversible, que de otra forma, pudiera seguir un curso subclínico, pero ante una situación desencadenante, pudiera provocar una insuficiencia cardíaca incompatible con la vida.

Summary

Cardiotoxicity in patients with acute promyelocytic leukemia treated with doses of anthracyclines 18 patients with history of acute promyelocytic leukemia and treatment with anthracyclines were studied by echocardiography The fraction of ejection and that of shortening were used as indicators of the systolic function, whereas the ejection/shortening relation and the times of deceleration and of isovolumetric relaxation were utilized for the diastolic function. According to the time elapsed from the last dose of anthracyclines to the moment of the study, the patients were divided into 2 groups (group 1 with 12 or less months and group 2 with 12 or more months) to determine chronic and late cardiotoxicity, respectively. Average age in both groups was 31 years old. The accumulative doses of anthracyclines (ADA) expressed in milligrams per square meter of body surface (mg/m2) were 593.42 in group 1 and 497.27 in group 2. In group 1, 2 patients (28.5 %) presented alterations of the ventricular function as a reflex of chronic cardiotoxicity. In group 2, 2.5 patients (45.4 %) showed alterations of that function as a reflex of late cardiotoxicity. Of these 7 patients, 6 had received ADA over 400 mg/m2 . Of the 11 patients that did no have it, 10 had also received ADA over 400 mg/m2.

Subject headings: LEUKEMIA, MYCLOCYTIC, ACUTE/ drug therapy; ANTHRACYCLINES/ therapeutic use; ANTHRACYCLINES/ toxicity; MYOCARDIAL DISEASES.

Referencias bibliográficas

  1. Huang ME, Ye YC, Chen SR, Chai JR, Lu JX, Zhoa L, et al. Use of all-trans retinoic acid in the treatment of acute promyelocytic leukemia. Blood 1988;72:567-72.
  2. Avvisati G, Mandelli F, Petti MC, Vegna ML, Spadea A, Liso V, et al. Idarubicin (4-demethoxydaunorubicin) as single agent for remission induction of previously untreated acute promyelocytic leukemia: a pilot study of the Italian cooperative group GIMEMA. Eur J Haematol 1990;44;257-60.
  3. Fenaux P, Chastang C, Chevret S, Sanz M, Dombret H, Archimbaud E, et al. A randomized comparison of all trans-retinoic acid (ATRA) followed by chemotherapy and ATRA plus chemotherapy and the role of maintenance therapy in newly diagnosed acute promyelocytic leukemia. The European APL Group. Blood 1999;94:3958.
  4. Busdar AU, Marcus C, Smith TL, Blumenschein GR. Early and delayed clinical cardiotoxicity of doxorubicin. Cancer 1985;55:2761-5.
  5. Kremer LC, van Dalen EC, Offringa M, Ottenkamp J, Voute PA. Anthracycline-induced clinical heart failure in a cohort of 607 children: Long-term follow-up study. J Clin Oncol 2001;19:191-6.
  6. Von Hoff DD, Layard MW, Basa P, Davis HL, von Hoff AL, Rozencweig M, et al. Risk Factors for doxorubicin-induced congestive heart failure. Ann Intern Med 1979; 91:710-7.
  7. Ito H, Miller SC, Billingham ME, Akimoto H, Torti SV, Wade R, et al. Doxorubicin selectively inhibits muscle gene expression in cardiac muscle cells in vivo and in vitro. Proc Natl Acad Sci USA 1990;87:4275-9.
  8. Lee V, Randhawa AK, Singal PK. Adriamycin-induced myocardial dysfunction in vitro is mediated by free radicals. Am J Physiol 1991;261:989-95.
  9. Singal PK, Pierce GM. Adriamycin stimulates low affinity calcio + binding and lipid peroxidation but depresses myocardial function. Am J Physiol 1986;250:419-25.
  10. Wakasugi S, Wada A, Hasegawa Y, Nakano S, Shibata N. Detection of abnormal cardiac adrenergic neuron activity in adriamycin- induced cardiomyopathy with iodine 125. J Nucl Med 1992; 33:208-14.
  11. Matsumori A, Yamada T, Suzuki H, Matoba Y, Sasayama S. Increased circulating cytokines in patients with myocarditis and cardiomyopathy. Br Heart J 1994; 72: 561-6.
  12. Shan K, Lincoff AM, Young JB. Anthracycline- induced cardiotoxicity. Ann Intern Med 1996; 125:47-58.
  13. Dazzi H, Kaufmann K, Follath F. Anthracycline-induced acute cardiotoxicity in adults treated for leukaemia. Analysis of the clinico-pathological aspects of documented acute anthracycline-induced cardiotoxicity in patients treated for acute leukaemia at the University Hospital of Zurich, Switzerland, between 1990 and 1996. Ann Oncol 2001;12(7):963-6.
  14. Haq MM, Legha SS, Choksi J, Hortobagyi GN, Benjamin RS, Ewer M, et al. Doxorubicin - induced congestive failure in adults. Cancer 1985;56:1361-5.
  15. Lipshultz SE, Colan SD, Gelber RD, Perez-Atayde AR, Sallan SE, Sanders SP. Late cardiac effects of doxorubicin therapy for acute lymphoblastic leukemia in childhood. N Engl J Med 1991;324: 808-15.
  16. Bloom KR, Bini RM, Williams CM, Sonley MJ, Gribbin MA . Echocardiography in adriamycin cardiotoxicity. Cancer 1978; 41:1265.
  17. Bjorkhem G, Garwicz S. Echocardiographic assessment left ventricular function during the injection of adriamycin. Acta Pediatr Scand 1977; 66:595-600.
  18. Bristow MR, Mason JW, Billingham ME, Daniels JR. Dose-effect and structure-function relationships in doxorubicin cardiomyopathy. Am Heart J. !981; 102:709-18.
  19. Steinherz LJ, Steinherz PG, Tan CT, Heller G, Murphy ML. Cardiac toxicity 4 to 20 years after completing anthracycline therapy. JAMA 1991;266:1672-7.
  20. Hernández P, Carnot J, Dorticós E, Espinosa E, González A. Tratamiento de la leucemia promielocítica con ácido retinoico. Rev Cubana Hematol Inmunol Hemoter 1995;1:33-45.
  21. Avvisati G, Petti MC, Lo Coco F, Vegna ML, Amadori S, Baccarani M, et al. Induction therapy with idarubicin alone significantly influences event-free survival duration in patients with newly diagnosed hypergranular acute promyelocytic leukemia: final results of the GIMEMA randomized study LAP 0389 with 7 years of minimal follow-up . Blood 2002;100:3141-6.
  22. Estey E, Thall PF, Pierce S, Kantarjian H, Keating M. Treatment of newly diagnosed acute promyelocytic leukemia without cytarabine. J Clin Oncol 1997;15:483-90.
  23. Sanz MA, Martín G, Rayon C, Esteve J, González M, Díaz-Mediavilla J, et al. A modified AIDA protocol with anthracycline-based consolidation results in high antileukemic efficacy and reduced toxicity in newly diagnosed PML/RAR-alpha-positive acute promyelocytic leukemia. Blood 1999;94:3015-21.
  24. Hernández P, Martínez G, Losada R, Machín S, Cayado N, Gramatges A. Cuban experience in the treatment of acute promyelocytic leukemia with all transretinoic acid followed by intensive chemotherapy. Haematologica 2002;87(03):ELT14.
  25. Iarussi D, Galderisi M, Ratti G, Tedesco MA, Indolfi P, Casale F, et al. Left ventricular systolic and diastolic function after anthracycline chemotherapy in chilhood. Clin Cardiol 2001;24(10):663-9.
  26. Thomas X, Le QH, Fiere D. Anthracycline-related toxicity requiring cardiac transplantation in long-disease-free survivors with acute promyelocytic leukemia. Ann Hematol 2002;9:504-7.
  27. Azuno Y, Hiroshige Y, Tanaka M, Nishimura Y, Tanaka H, Ueda K. A successful allogeneic bone marrow transplantation for acute promyelocytic leukemia with anthracycline-induced cardiomyopathy at relapse. Rinsho Ketsueki 1992;4:445-50.
  28. Pai VB, Nahata MC. Cardiotoxicity of chemotherapeutic agents: incidence, treatment and prevention. Drog Saf 2000;22(4):263-302.
  29. Keefe DL. Anthracycline-induced cardiomyopathy. Semin Oncol 2001;28(4 suppl 12):2-7.

Recibido: 15 de julio del 2003. Aprobado:22 de julio del 2003.
Dr. Rafael Losada Buchillón. Instituto de Hematología e Inmunología. Apartado 8070, CP 10800, Ciudad de La Habana, Cuba. Tel (537) 578268, 544214. Fax (537) 442334. e-mail: ihidir@hemato.sld.cu

1Instituto de Hematología e Inmunología. Ciudad de La Habana, Cuba.
2 Instituto de Cardiología y Cirugía Cardiovascular. Ciudad de La Habana,Cuba.